“La ovejita que vino a cenar” en Malasaña.

Leo y Nicolás jugaron al lobo y la ovejita divirtiéndose como enanos, jugando en cada situación y concentrados en sus tareas. Además nos dieron una buena lección de amistad. También hubo cuento para los más pequeños María, Anne, Nico, que jugaron a ser conejitos y osos pardos.  La verdad es que todos lo pasamos bienSigue leyendo ““La ovejita que vino a cenar” en Malasaña.”