“El pez Arcoiris” vive en alta mar y es admirado por el resto de los peces, hasta que un día se cansan de su arrogancia y dejan de admirarlo. El sintiendose hermoso pero solitario, pide consejo a una estrella de mar y al pulpo Octopus…..

Los niños crearon el fondo del mar con sus peces, caballitos, cangrejos, pulpos y estrellas. Era precioso verles nadar y jugar bajo el agua, recreando un fondo lleno de alegría y seres acuáticos. No les importaba no tener texto, solo querían representar su animal preferido.

Escucharon muy atentamente y recrearon situaciones de alegría y enfado, pero falló la continuidad en la obra por la memorización de texto.

Lo mejor fué la coreografía que ensayaron y reproducieron fielmente  ante la admiración de sus padres de verles bailar al ritmo de “Bajo el mar”.

Julia inventó 4 pasos y los niños los aprendieron, memorizaron y bailaron.

Un auténtico ritmo acuático!!

El sábado que viene, representaremos “El día en que a mamá se le puso cara de tetera” deRaquel Saiz.