You are currently browsing the monthly archive for marzo 2010.

Hoy lunes, 29 de marzo,  hemos trabajado el cuento ” El león que no sabía escribir” de Martin Baltscheit. Un cuento divertido, exagerado y romántico, lleno de animales que intentan ayudar al león a escribir una carta de amor. Se  enamora de una leona cuando la ve ” leyendo” un libro debajo de un árbol. El mono, el hipopótamo, el escarabajo, la jirafa…etc. escriben cartas y las leen para el león; y éste se desespera porque nadie sabe decir lo que él siente, aunque poco a poco,  le van ayudando a darse cuenta de lo que él le diría si supiera escribir.

El texto, por su estructura, ayuda a la memorización, ya que es muy encadenado y hay muchas repeticiones de frases.

Los niños han participado muy activamente en la represenatción.

En los ejercicios preliminares (ejercicios de presentación y expresión),  todos y cada uno de ellos, se ha presentado al grupo diciendo su nombre y añadiendo un gesto con un rasgo de su personalidad; todos han bailado y jugado a ” las estatuas“…etc. Todos han aceptado el grupo y reconocido su presencia.

Cuando he contado el cuento, todos han participado haciendo todos los animales y rugiendo, cada vez más fuerte, como el león del cuento y al terminar, cada uno ha elegido el personaje (animal) que más le apetecía hacer, con su máscara correspondiente.

La representación ha sido muy bonita y los niños han puesto todas sus ganas y concentración a la hora de interpretar sus personajes. Ha sido, una lección fascinante, por parte de los niños, de actuación y diversión. Un grupo maravilloso, que ha sabido crear una átmosfera tan alegre que después ninguno nos queríamos ir de la librería, incluidas las madres.

ESA ES LA MAGIA DEL TEATRO.

Gracias chic@s…madres… y Verónica, por esa maravillosa librería donde nos dejas soñar con UN MUNDO MEJOR.

Hoy lo guardo en  mi corazón.

Anuncios

El sábado 20, nos reimos mucho con el cuento “Un gato en el tejado”, de Pablo Albo. Un cuento lleno de personajes caricaturescos, pero a la vez muy reconocibles; un texto lleno de acción y ritmo trepidante y una situación usual, resuelta con mucho sentido del humor.

Tras unos ejercicios de elenco, para presentar y hacer participar a los nuevos de ese día, trabajamos el espejo( para sentir unión de fuerzas) y contramovimientos(para sentir contraposición de fuerzas). Tras  contarles el cuento, se lanzaron a pedir cada uno el personaje que querían interpretar, quedando una vacante…el personaje de La Sra. Paquita( siempre me parece curioso observar qué personajes rechazan), que interpretó maravillosamente Rosario.

Los niños han logrado comprender que forman parte de una totalidad y juegan a interpretar sus papeles; pero una vez que dicen sus parlamentos, se convierten en espectadores dentro del propio cuento, incapaces de mantener la concentración en el personaje, porque siempre hay algo que les despista, una frase de un compañero, una coleta que se suelta, la máscara que molesta…miles de interferencias, que si tuvieran una  tarea a lo largo de toda la historia podrían mantener. Saben trabajar en grupo y les encantan las tareas plásticas.

Creo que ha llegado el momento de que la representación tenga más calidad, aunque sea mucho trabajo en muy poco tiempo. Sus cuerpos y sus voces se tienen que moldear en consonancia con sus personajes.

Ayer, martes 16 de marzo, trabajamos con “Alberta va en busca del amor”, un cuento tierno y encantador. Utilizando su texto intentamos aproximarnos a ese sentimiento escurridizo y “primaveral” avanzando con la accción de sus diálogos y sus tres personajes: la mamá topo, la topita Alberta y el topito Fred,  por escenarios naturales, idílicos y repletos de divertidos detalles. Las niñas más pequeñas( tres años) eligieron representar a mamá, porque para ellas es el personaje más querido y más cercano y sus acciones son bien familiares para ella: les despierta, les dá el desayuno y les explica cosa de la vida con mucho amor. Nuestras jóvenes actrices ( seis años), representaron a la intrépida Alberta, la cual termina encontrando el amor  en su jóven compañero de aventuras, Fred ( Alvaro y Lucas de 6 años). Porque el amor lo ves con el corazón.

Representaron con mucha seriedad y rigor e imaginaron los distintos espacios muy acertadamente, cada uno en concordancia con su edad. En el calentamiento previo ( juegos de expresión corporal y psicomotricidad) todos alcanzaron un mismo nivel de expresión, juego y complicidad en el grupo.

El martes 23,como todos los martes de 17,30 a 19,30h. jugaremos con el cuento “El león que no sabía escribir de Martin Baltscheit en El Hada Trabalenguas.

” Una historia tierna y llena de humor donde un león se enamora de una leona que lee. El no sabe escribir, así que no puede poner lo que siente en una carta y tiene que pedir ayuda a todos sus amigos: el mono, el escarabajo, el hipopótamo, la jirafa, el cocodrilo..etc. ¿Cómo acabará declarando su amor el rey de la selva? ”

Un cuento donde se juegan con muchos animales muy diferentes y utilizamos caretas.

Hoy sábado 13 de marzo, hemos trabajado con el cuento “Enamorados” de Rèbecca Drautemer, una joya de cuento, donde varios niños, en el patio del colegio hablan sobre lo que ellos creen que es “estar enamorado”(esa cosa morada..).

En el taller, los niños han creado con su imaginación el final de una clase y sus juegos en el patio, entrando con gran facilidad en “ el juego teatral“, creando tiempos reales dentro de una situación imaginaria, trabajando la escucha al compañero y disfrutando del placer de crear y creer.

Otra lección magistral de interpretación por parte de mis chic@s de curtidores.

Nos queda mucho trabajo por hacer, como conseguir que se les oiga (proyección de voz), que no den la espalda si no es necesario(ser conscientes de su presencia y de la del público) y que vayan integrando dentro de sus juegos, normas básicas de interpretación, para que nosotros, como espectadores, podamos disfrutar más de su trabajo.

El sábado 20, UN GATO EN EL ARBOL, de Pablo Albo, muy divertido.

El pasado martes, 9 de marzo, en El Hada Trabalenguas, trabajamos con el cuento “El sueño del osito rosa”, y por ahora, ha sido el cuento que más rapidamente han aprendido. Lo representé una sola vez y seguidamente, cuando estaban con sus caretas preparados para “repetir” el cuento, con sólo mirarles, sabía cada uno que tenía que decir y que elemento debía utilizar(atrezzo); gracias a la estructura del cuento ordenada y repetitiva. Solo cambia el texto en función de que los animales que intervienen sean de tierra, aire o agua. Los movimientos también ayudaron a que se integraran en el cuento “inconscientemente”.

Además aprendieron a “ser espectadores”, apagando sus “supuestos” móviles, evitando toser en mitad de la representación y permaneciendo en su sitio callados y sin hacer mucho ruido.

El siguiente martes 16, contaré “Alberta va en busca del amor”de Isabel Abedi.

Categorías

Archivos

marzo 2010
L M X J V S D
« Feb   Abr »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  
Anuncios